El Bien Jurídico para Jakobs

¿Que es el Bien Jurídico para Günther Jakobs?

 

Cuando se comienza a estudiar Derecho Penal en la facultad de Derecho, aunque todo depende de la corriente doctrinal en la que se inscriba el profesor, usualmente se hace hincapié en que la función primordial del Derecho Penal es la tutela de bienes jurídicos; es decir, que el Derecho Penal es una ciencia que debe concentrar toda sus energías en la protección de los bienes jurídicos de modo extremo y subsidiario (ya que es el medio de control social que interviene en última instancia, cuando no quedan a disposición otros medios menos lesivos: esto es lo que se denomina ultima ratio)

 

 

El Pensamiento de Jakobs

 

Jakobs se sincera “ab initio” reconociendo que la doctrina dominante entiende que el Derecho Penal protege bienes, y que éstos serían preexistentes al Derecho (por ej.: la vida, la propiedad, etc.). Prontamente se constata —aclara— que en la gran mayoría de las ocasiones hay bienes jurídicos que no le interesan al Derecho Penal. Abona su posición el hecho de la muerte natural, un aluvión que destroza un campo, etc. Interpretando a esta teoría, Jakobs dice que “la muerte por senectud es la pérdida de un bien, pero la puñalada del asesino es una lesión de un bien jurídico… por lo tanto el Derecho Penal no sirve para la protección genérica de bienes, sino para la protección de bienes contra ciertos ataques”. El maestro dice que el derecho no es un muro de protección colocado alrededor de los bienes, sino que el derecho es la estructura de la relación entre personas. Por lo tanto, “el Derecho Penal como protección de bienes jurídicos significa que una persona, encarnada en sus bienes, es protegida frente a los ataques de otra persona”. Así se entiende que el Derecho Penal garantiza la expectativa de que no se produzcan ataques a bienes. Ejemplificativamente sería así: la propiedad no debe ser lesionada, pero el titular del bien puede permitir su destrucción, y si el bien está en peligro no significa que otros deban mandar al titular a salvarlo. Entonces razona Jakobs que desde este punto de vista el bien no ha de representarse como un objeto físico, sino como norma, como expectativa garantizada. Porque así se representa el derecho en cuanto a estructura de la relación entre personas y no puede representarse como un objeto físico. La consigna será “el Derecho Penal garantiza la vigencia de la norma, no la protección de bienes jurídicos”. No es posible esquematizar la cuestión enfrentando bien contra moral. Pues la supervivencia de ciertos bienes se deberá adecuar a ciertas condiciones. Veamos: “sólo en un Estado con una Administración de Justicia segura podrá haber propiedad segura”. El funcionario, como el padre o el administrador, al abandonar su rol, ha lesionado expectativas que existían frente a él en cuanto a titular de ese determinado rol, cual es “realizar una institución” (precisamente por lo que representan). Jakobs afirma: “Junto con el ordenamiento en función de la posesión de bienes, que implica para los demás el deber negativo de no lesionar tales bienes, existe aquél de las instituciones positivas, es decir: que los padres han de ocuparse de sus hijos; que los jueces deben pronunciar sentencias justas, y no injustas; que la policía debe prevenir delitos y perseguir a los delincuentes; que una confianza especial, como la que existe cuando se asume la administración de un patrimonio ajeno, no sea defraudada; que el servicio estatal de emergencias esté en condiciones de operar en caso de necesidad, etc.”. Se insiste entonces en “buscar la referencia a la infracción de un rol”. El profesor de Bonn se apoya en la “Imputación objetiva”, tesis que ha demostrado que “no existen prohibiciones genéricas de lesión ni tampoco mandatos genéricos de salvamento”. Siempre que se indica una intervención se estará de cara a una competencia asumida o a asumir, y de allí la responsabilidad, dado que puede existir culpa (competencia) de la propia víctima o de otra persona (un tercero). Finalmente puede darse la posibilidad que nadie haya cometido un error y en ese caso se trata de una desgracia (casum sentit dominus), lo que sería inocuo para el Derecho Penal. Así la causación de la pérdida de un bien jurídico no significa nada respecto de la competencia por esa pérdida. Jakobs transmite una impronta: “quien no hace nada que contradiga su rol legal, tampoco defrauda una expectativa, sino que se conduce de modo socialmente adecuado, cuando adquiere relevancia causal respecto de la lesión de un bien”. El contenido de un rol —según Jakobs— queda determinado por los institutos de la imputabilidad objetiva. Por eso “quien lleva a cabo una conducta dentro del riesgo permitido, permanece dentro de su rol; quien presta una contribución a quien actúa a riesgo propio, también; quien realiza una prestación estereotipada y no se adapta a los planes delictivos de otras personas, no participa criminalmente en la ejecución de esos planes, existe una prohibición de regreso; e igualmente permanece en el rol del ciudadano fiel al derecho quien, por ejemplo, en el tránsito vial, confía en que los demás se conducirán a su vez de modo correcto: principio de confianza. En conclusión, no es tan importante la configuración concreta de distintos institutos como el hecho de que en el comienzo del mundo normativo, precisamente, no sólo hay posesión de bienes, sino también, con igual carácter originario, ámbitos de responsabilidad; por consiguiente, no se espera de todos y cada uno que evite toda lesión de un bien, sino precisamente, sólo de aquel al que ello le incumbe, y en esa medida sólo el cuidado suficiente por aquello que le compete”. La regla será: “no quebrantes tu rol como ciudadano fiel al derecho”. Admite nuestro analizado profesor que el concepto de bien jurídico en la zona jurídico penal, tiene una justificación parcial, “pues una relación personal puede obtener su caracterización esencial por el hecho de que contiene una relación hacia el titular de un bien o una relación entre titulares de bienes. Pero es que esto no es todo, y sólo adquiere una configuración operativa mediante las normas que fijan los roles de las personas intervinientes”.

Hay una manía de anticiparse al delito en la moderna concepción del Derecho Penal y esto es un problema que guarda relación con la teoría del bien jurídico protegido. Así es oportuno aclarar que “la pena nunca ha recompuesto un bien jurídico lesionado”. Quizá para tener una opinión autorizada y prestigiosa, damos a conocer el análisis que formula el profesor Carlos Lascano sobre esta tesis. Dice Lascano que Jakobs entiende que “correlativamente a la ubicación de la infracción de la norma y de la pena en la esfera del significado, y no en la de las consecuencias externas de la conducta, no puede considerarse misión de la pena evitar lesiones de bienes jurídicos. Su misión es más bien reafirmar la vigencia de la norma, debiendo equipararse, a tal efecto, vigencia y efecto… Resumiendo: misión de la pena es el mantenimiento de la norma como modelo de orientación para los contactos sociales. Contenido de la pena es una réplica, que tiene lugar a costa del infractor, frente al cuestionamiento de la norma”. Continúa Lascano diciendo que “la función del Derecho Penal para Jakobs es restablecer en el plano de la comunicación la vigencia perturbada de la norma, cuando existe un procedimiento a causa de la infracción misma. La protección y confirmación de las normas, que configuran la identidad social, se logra a través de la pena, que sirve para ejercitar a los ciudadanos en la confianza hacia la norma, a tener fidelidad al derecho y a aceptar las consecuencias de la infracción a sus preceptos. Esto se vincula con el fin de la pena, entendido como prevención general positiva…. Tal configuración de la identidad social no se realiza a través de bienes jurídicos sino de normas. Por ello, en Jakobs se desdibuja y pierde relevancia el discurso de bien jurídico, calificado como metafórico de la vigencia de las normas, y ésta es el bien jurídico del Derecho Penal (con cita de Bacigalupo)”. Entre las tantas críticas que Jakobs recibió por esta idea daremos una referencia. Así se ha dicho: “Para Jakobs el bien jurídico penal es la validez fáctica de la norma, residiendo en la garantía de que la expectativa del funcionamiento de la vida social, en su configuración establecida y exigida legalmente, no admite condicionamiento. Lo importante en el pensamiento funcionalista sistémico no son los bienes jurídicos sino el sistema y por ello lo trascendente no es el bien jurídico, sino la desconsideración con el sistema, la falta de respeto: las personas no importan, lo que importa es el sistema (con cita de Bustos Ramírez)”. Volviendo a nuestro investigado autor, éste nos enseña entonces lo siguiente: “si se pretende que la sociedad tenga una configuración de libertades, no se puede prescribir todo acto a realizar, sino que el legislador ha de contentarse con la indicación de unos objetivos y confiar por lo demás en la autodirección de las personas, dicho de otro modo, ha de permitir que la consecuencias de los objetivos se administre de modo descentralizado, por parte de la persona”. En la idea jakobiana las normas son la estructura de la sociedad. Uno de los más ilustres discípulos de Jakobs: Bernd Müssig, cuestionando la tesis del bien jurídico (al que llama “relicto dogmático”) y manteniendo la idea central de “protección a la norma” expresa de este modo su idea: “la problemática de la legitimación del Derecho Penal siempre es idéntica a la cuestión de la determinación concreta de la configuración de una sociedad”. Como relaciones entre personas, Jakobs entiende que las normas son un asunto social y al estabilizarlas se estabiliza la sociedad. Para que la sociedad exista realmente sus normas tienen que tener vigencia, es decir deben ser respetadas. La culpabilidad es falta de fidelidad al ordenamiento jurídico de acuerdo con un juicio objetivo. Es falta de fidelidad al derecho, es desautorización de la norma… es un asunto social. El corolario de la cuestión, Jakobs lo expone de esta forma: “el derecho es la estructura de la relación entre personas, que a su vez pueden representarse como titulares de determinados roles. La teoría del Derecho Penal como protección de la vigencia de la norma demuestra su validez especialmente en la teoría de los fines de la pena: el hecho es una lesión de la vigencia de la norma, la pena es su eliminación”.

Anuncios

Un comentario en “El Bien Jurídico para Jakobs

  1. Algo muy cierto es lo que el autor , en el inico de su articulo refiere, sobre la inclinacion de las teorias, que depende mucho del profesor que las dicta, pero es de tener encuenta que para el profesor de la universidad de boom, el bien juridico, se puede destruir, lo que el profesor jakobs, señala es que el derecho penal no protege el bien juriidco propiamenete dicho , si no simplemente la vigencia de la norma, sin embrago no hay que confundir la protecion del deber, con la proteccion del bien juridico, por su puesto que para los segidores del profesor jakobs cada persona debe cumplir su rol y ciertas expectativas, cierto tambien es que, el pensamiento jakobsiano es doctrina minoritaria, y eso es normal , ya que la teoria del profesor jacobs , argumenta que el derecho penal no protega bienes juridicos, si no la viegencia de la norma, pues prueba de ello es su tan criticada teoria del derecho penal del enemigo , la que basandose en sus roles hace la distincion entre persona y enemigo a estos ultimos por delinquir de manera cosntante y como tal no son sujetos de derecho, en todo caso seria OBJETO DE DERECHO ,habria que preguntarle si el enemigo, A JACOBS Y SUS SEGUIDORES, como objeto de derechjo puede ser juzgado, por que no creo que una persona que delinque constantemente solamente sea calificada como enemigo y quede ahi , obviamente tine que ser juzgada, en ese sentido el bien juridco para el profesor de boom no existe, entonces habria que preguntarle tambien si no existe bien juridico, los sujetos pasvios de un delito como es que se les resarcira el daño, ahora considero , que los roles sociales , al menos en el peru seria un poco descabellaldo aplicar, ahora planteo un ejemplo de un caso real que sucede en piura y del cual estoy, siguiendolo, que sucede si un terreno que esta desabitado por mas de 35 años , que no tiene dueño, quye nadies es propietario, y que de un dia a otro unos sujetos que contituyeron una asociacion toman posesion de dicho terreno, con fines de vivienda , de manera pacifica, configuraia el delito de usurpacion, no verdad, por que no se ha vuelnerado ningun bien juridco que es la propiedad, ni mucho menos la posesion, pero aparece un supuesto dueño, que de acurdo en registros publicos no figura como tal, sin embrago el fiscal , al parcer segudior de la teoria de jacobs , señala que si exite , el delito de usurpacion por que los sujetos infringrieron su rol de buen ciudadano y afectaron otras esferas, yo pregunto, acaso por el simple hecho de necesidad por no tener vivienda, invaden un terreno que no tenia propietario, que estaba aboandonado , que era un peligro comun , para la sociedad,puesto que ese terreno era concentracion de distisntos ilictos penales(hurtos, violaciones , homicidios etc), el fiscal , señala que si hay delito de usurpacion , por que la asociacion, vulnero su rol de ciudanado , y me sigo preguntando seria justo que a la asociacion de viveinda los investiguen por el simple hecho , que requerian una vivienda para su familia , tomaron un terreno desabitado, seria justo, que los investiguen?, por que en ningun momento violentaron el derecho de propiedad de otros sujeto, por ende como dice ABANTO VASQUEZ , no se debe confundir lesion de deber , con lesion de un bien juridco Y CONSIDERO QUE EL DERECHO PENAL DEBE PROTEGER BIENES JURIDICOS.

    ARTURO BERMEO CEVASLLOS LUIS ARTURO – ALUMNO DEL IX CICLO DE DERECHO , POR LA UNIVERSIDAD CESAR VALLEJO- FILIAL PIURA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s