EL TRABAJO COMO OBJETO DEL DERECHO DEL TRABAJO

EL TRABAJO COMO OBJETO DEL DERECHO DEL TRABAJO

I. DEFINICION

Etimológicamente la palabra trabajo se deriva del latín tripalium, que significa tres palos, el cual constituía un instrumento de castigo con el que se obligaba a los esclavos a prestar sus servicios. Coincidiendo con su significado etimológico, históricamente el trabajo ha sido considerado como una penalidad o una maldición divina; sin embargo hoy en día el concepto de trabajo está asociado a la idea de transformación del medio y generación de riqueza. La REAL ACADEMIA ESPAÑOLA, presenta varias acepciones para el término trabajo, sin embargo para este estudio nos resulta especialmente interesante aquella que conceptúa el trabajo como “esfuerzo humano aplicado a la producción de riqueza, en contraposición al capital”. CABANELLAS, también considera que el término trabajo tiene diversas acepciones, debiendo destacarse aquella según la cual es “el esfuerzo humano, físico o intelectual, aplicado a la producción u obtención de la riqueza”

ALONSO GARCÍA nos da la definición siguiente: “el trabajo es, en su sentido más amplio, una manifestación de la capacidad creadora del hombre, en cuya virtud este transforma las cosas y confiere un valor del que antes carecía, a la materia a que aplica su actividad”. DE DIEGO a su vez nos dice que el trabajo “es la actividad creadora y productiva del hombre desarrollada a través de su esfuerzo físico e intelectual, y tiene por finalidad transformar la realidad”. El Tribunal Constitucional peruano en el fundamento 18 de su sentencia del 12 de agosto del 2005, recaída el Expediente No.008-2005-PI/TC LIMA, presenta la definición siguiente:”al trabajo puede definírsele como la aplicación o ejercicio de las fuerzas humanas en su plexo espiritual y material, para la producción de algo útil. En ese contexto, implica la acción del hombre, con todas sus facultades morales, intelectuales y físicas, en aras de producir un bien, generar un servicio, etc.” Por nuestra parte consideramos que debe entenderse por trabajo toda actividad humana, sea física o mental, destinada a producción de bienes o la prestación de servicios.

II. CARACTERES ESENCIALES DEL TRABAJO OBJETO DEL DERECHO DEL TRABAJO

En el lenguaje común generalmente se utiliza la expresión “trabajo” como sinónimo de toda actividad que realizamos para alcanzar un fin; así por ejemplo consideramos como trabajo el estudiar, los quehaceres domésticos, las faenas comunales, el ejercicio de una actividad comercial por nuestra propia cuenta y riesgo, la prestación de servicios profesionales en forma independiente y todas aquellas actividades que impliquen un esfuerzo físico o mental, sin importar a quien benefician, el móvil que nos lleva a realizarlas, la manera como las ejecutamos, o si percibimos alguna ventaja o recompensa por ellas .Sin embargo para el Derecho del Trabajo no toda actividad que implique un esfuerzo físico o mental puede ser considerada dentro de su ámbito de regulación, sino aquella que cumpla con ciertas características, que según la doctrina son: trabajo personal, productivo, por cuenta ajena, libre y dependiente.

1) Trabajo personal

Aunque parezca obvio decirlo el trabajo regulado por el Derecho del Trabajo es el trabajo humano prestado en forma personalísima por las personas naturales, en tal sentido queda fuera de su ámbito de regulación el trabajo realizado por animales o máquinas, o los servicios prestados por personas jurídicas o aquellas prestaciones en las cuales quien las realiza puede ser objeto de sustitución novatoria. Tradicionalmente se acepta que el trabajo personal puede adoptar dos modalidades, el manual y el intelectual. El trabajo manual es aquel en que el hombre entra en contacto con los materiales sea en forma directa (por ejemplo con sus manos) o por medio instrumentos (por ejemplo herramientas). En el caso de la utilización de instrumentos, éstos pueden ser activados directamente por la mano del hombre o por animales u otra clase de fuerzas que han sido previamente dominadas mediante el uso de la tecnología. El trabajo intelectual es aquel en que el hombre utiliza símbolos o signos, que pueden ir desde los más elementales como son los gestos y las palabras hasta los más complejos, como son las formulas matemáticas o los programas informáticos. Es de precisar que el trabajo intelectual también se auxilia de instrumentos, tal como sería por ejemplo el uso de microscopios, equipos de sonido o computadoras. Actualmente se acepta que tanto el trabajo intelectual como el manual son objeto de regulación por el Derecho del Trabajo, habiéndose superado el criterio tradicional según el cual el trabajo intelectual era superior al manual.

2) Trabajo productivo

Tal como dijimos anteriormente el hombre es capaz de realizar diversas actividades que pueden ser catalogadas como trabajo de una manera general; sin embargo para efectos del Derecho del Trabajo sólo resulta importante aquel trabajo de carácter productivo, que es aquel destinado a generar bienes o servicios necesarios para la satisfacción de las necesidades de subsistencia de quien lo realiza, es decir que le reporta un beneficio económico expresado por lo general en dinero.

No se considerará entonces trabajo productivo el realizado con fines no económicos, como sería el ejecutado por una motivación altruista, o el efectuado a través de la participación en faenas comunales.

3) Trabajo por cuenta ajena

Al realizar el hombre un trabajo productivo genera ciertos bienes o servicios que, pueden quedar dentro de su esfera patrimonial o pasar a la de un tercero. El primer caso se presentará cuando el trabajo se ejecute por cuenta propia, el segundo cuando sea ejecutado por cuenta ajena. El tercero para quien se realiza el trabajo productivo debe ser extraño al trabajador, ya que si fuera parte de su núcleo familiar nos encontraríamos frente a un caso de trabajo por cuenta propia, pues, como bien lo precisan ALONSO OLEA Y CASAS BAAMONDE “el trabajo familiar se caracteriza precisamente porque se trabaja para los propios además de para sí, no para extraños y los propios son los titulares inmediatos de lo producido” Sobre el carácter no laboral del trabajo familiar la Segunda Disposición Complementaria, Transitoria y Derogatoria del Decreto Legislativo No. 728, LPCL aprobado por Decreto Supremo No.003-97-TR (en adelante LPCL), señala “…la prestación de servicios de los parientes consanguíneos hasta el segundo grado, para el titular o propietario persona natural, conduzca o no el negocio personalmente, no genera relación laboral; salvo pacto en contrario. Tampoco genera la relación laboral, la prestación de servicios del cónyuge”. El Derecho del Trabajo sólo se interesa por el trabajo realizado por cuenta ajena, dejando a otras disciplinas jurídicas el ocuparse del trabajo por cuenta propia.

4) Trabajo libre

El trabajo personal, productivo y por cuenta ajena puede originarse en un acuerdo voluntario entre quien lo presta y quien lo recibe o por el contrario en una imposición del que lo recibe. En el primer caso estamos hablando del trabajo libre mientras que en el segundo del forzoso. En el ámbito externo encontramos que el trabajo forzoso se encuentra proscrito, por los instrumentos internacionales sobre Derechos Humanos así como por los Convenios de la Organización Internacional del Trabajo, el No.29 de la OI T, adoptado el 28 de junio de 1930 y vigente desde el 01 de mayo de 1932,( aprobado por nuestro país mediante Resolución Legislativa No.13284) y el No. 105 de la OIT, adoptado el 25 de junio de 1957 y vigente desde el 17 de enero de 1959,los que proscriben el empleo de trabajo forzoso u obligatorio en todas sus formas, admitiendo el mismo sólo en casos excepcionales tales como el servicio militar, los trabajos cívicos, el trabajo penitenciario, el trabajo excepcional en casos de fuerza mayor o en circunstancias que pongan en peligro o amenacen la vida o las condiciones normales de existencia de la población y los pequeños trabajos comunales a condición que sea la propia población o sus representantes quienes se pronuncien sobre la necesidad de dichos trabajos, habiendo se precisado el segundo de los convenios en mención que nunca se podrá recurrir ala trabajo forzoso con fines de fomento económico, medio de educación política o como sanción por haber participado en huelgas. En el ámbito nacional encontramos que nuestra Constitución de 1993 en el último párrafo de su artículo 23 establece que “Nadie está obligado a prestar trabajo sin retribución o sin su consentimiento”. Sólo el trabajo prestado libremente es objeto de regulación por el Derecho del Trabajo, pues, las formas de trabajo forzoso, se encuentran prohibidas por tanto por el derecho internacional como nacional.

5) Trabajo dependiente

La Doctrina y del Derecho Comparado aceptan que el trabajo objeto de regulación por el Derecho del Trabajo, es el trabajo dependiente o subordinado. Sobre la naturaleza de la dependencia MONTOYA MELGAR nos enseña que “una vez superadas por insuficientes las teorías que atribuían a la dependencia puro significado económico (el trabajador está subordinado económicamente al empleador ) o técnico (el trabajador depende en la ejecución de su trabajo de las instrucciones técnicas empresariales), se ha producido la espiritualización o flexibilización de la noción de dependencia a través de la consideración de ésta no a como la necesaria sujeción a órdenes técnicas, y menos aún como la subordinación económica del trabajador, sino como el aspecto pasivo de los poderes de mando del empresario .la dependencia es, por consiguiente, requisito definidor del trabajo objeto de del Derecho del Trabajo siempre que sea concebida como el << sometimiento del trabajador a los poderes del empresario >>. Coincidiendo con el actor citado podemos afirmar que actualmente la dependencia debe ser entendida como el sometimiento del trabajador a los poderes de organización y disciplina del empleador. El artículo 9 de la LPCL define la subordinación en los términos siguientes: “Por la subordinación, el trabajador presta sus servicios bajo dirección de su empleador, el cual tiene facultades para normar reglamentariamente las labores, dictar las órdenes necesarias para la ejecución de las mismas, y sancionar disciplinariamente, dentro de los limites de la razonabilidad, cualquier infracción o incumplimiento de las obligaciones a cargo del trabajador. El empleador esta facultado para introducir cambios o modificar turnos, días u horas de trabajo, así como la forma y modalidad de la prestación de las labores, dentro de criterios de razonabilidad y teniendo en cuenta las necesidades del centro de trabajo”.

III. CARACTERES DERIVADOS DE TRABAJO OBJETO DEL DRECHO DEL TRABAJO

De la reunión de los caracteres señalados – trabajo personal, productivo, por cuenta ajena, libre y dependiente -.derivan otros que a continuación detallamos.

1) Remuneración del trabajo

Como sabemos el trabajo productivo genera bienes o servicios, pero al ser realizado este trabajo por cuenta ajena, lo creado queda en poder o favorece a un tercero, esta situación origina que el beneficiario del trabajo deba compensar la cesión de los bienes o servicios, para lo cual le otorga una remuneración. ALONSO OLEA nos dice al respecto que “un trabajo a la vez productivo y por cuenta ajena es, por tanto, necesariamente remunerado, siendo la remuneración la compensación que necesariamente ha de dar el cesionario por los frutos que se le ceden”. El último párrafo del artículo 23 de la Constitución de 1993 establece que “Nadie está obligado a prestar trabajo sin retribución o sin su libre consentimiento”.

2) Pacto previo de la remuneración

Siendo que la prestación de trabajo productivo además de dependiente también es libre, resulta acorde a su naturaleza que en forma previa a tal prestación se efectúe un pacto por el cual el trabajador se comprometa a la cesión de su fuerza de trabajo y los frutos de la misma a cambio de una contraprestación o remuneración que le deberá abonar el cesionario de la actividad que realice. En uso del derecho a la libertad de contratación con fines lícitos reconocido el inciso 14 del artículo 2 de la Constitución, el trabajador y el empleador pueden pactar libremente el monto de la remuneración, sin embargo en ningún caso la suma a fijada podrá ser inferior al mínimo legal establecido por el Estado.

3) Limitación del tiempo de prestación del trabajo

Teniendo el carácter de libre el trabajo objeto de nuestro estudio, el compromiso del trabajador de prestarlo no puede tener carácter perpetuo, pues estaría enajenando su persona, es por ello que se le reconoce el derecho de terminar la relación laboral por su decisión unilateral a través de la renuncia. Esto no afecta en nada la celebración de contratos a plazo indefinido, pues, como lo hemos dicho en cualquier momento puede ejercer su facultad resolutoria, previo cumplimiento de la formalidades exigidas por la ley y aun incumpliéndolas, caso este último en que podrá ser responsable de una indemnización por los daños y perjuicios que causados con su actuar, pero nunca se le podrá exigir el que se reincorpore al trabajo abandonado.

4) Limitación de la subordinación o dependencia

Si bien el trabajo que es objetos de nuestro análisis en líneas anteriores tiene carácter dependiente, esta dependencia está limitada al poder de dirección del empleador al interior de la relación laboral, pero no tiene un carácter general e indiferenciado sobre los actos del trabajador fuera de los alcances propios del contrato de trabajo. Aceptar una extensión contraria de la dependencia sería volver a las etapas de la esclavitud y la servidumbre, ya superadas.

Javier Arévalo Vela

Presidente de la Tercera Sala laboral de la Corte Superior de Lima

Anuncios

Un comentario en “EL TRABAJO COMO OBJETO DEL DERECHO DEL TRABAJO

  1. PRECISAMENTE, EL TEMA QUE MOTIVA EL PRESENTE, ES EL “DRECHO AL TRABAJO”, A MI ENTENDER, ES CASI COMO DECIR ” DERECHO A LA VIDA”. UN “DERECHO HUMANO”, PUES BIEN , HACEN MAS DE CUATRO( SI , MAS DE CUATRO)AÑOS, DENUNCIE A CONAFU Y LA ANR POR EL DELITO DE FALSEDAD IDEOLOGICA( ME ENTREGARON UN GRADO DE BACHILLER EN INGENIERIA, SIN TENER EL ACERVO ACADEMICO DOCUMENTARIO DE SUSTENTO, ELLOS MISMOS LO INDICAN EN UN OFICIO QUE PRESENTE….HACEN CUATRO AÑOS AL MINISTERIO PUBLICO Y A CONAFU).SI EL SUSCRITO HICIERA USO DE DICHO GRADO Y TITULO, SERIA CONDENADO PUES YO MISMO PRESENTE LA DENUNCIA, OBVIAMENTE , EN EL AMBITO PENAL, EL AGRAVIADO, ES EL ESTADO PERUANO, LOS DENUNCIADOS( NO SE PUEDE DENUNCIAR A UNA INSTITUCION , SINO A LOS ACTUANTES, ES DECIR A LOS MIEMBROS DE LA COMISION NOMBRADA POR CONAFU), SIGUE PASANDO EL TIEMPO, Y SIGO PRIVADO DE UN DERECHO FUNDAMENTAL, BASICO EN LOS DERECHO HUMANOS: EL DERECHO A LA VIDA….EL DERECHO AL TRABAJO.
    ENTONCES…..¿ES VALIDO SENTIR VERGUENZA DE HABER NACIDO EN UNA NACION CORROMPIDA Y EN DONDE LOS QUE ESTAN EN EL PODER O TIENEN MUCHO DINERO, MANEJAN LA PSEUDO JUSTICIA A SU ANTOJO?…..¿DEBERE PEDIR AYUDA A OTRAS INSTITUCIONES…..NO PERUANAS?
    ¿QUE PASA EN EL PERU?………….TIENE MALA SUERTE Y SUS JOVENES SE DEBEN IR A OTROS PAISES , LEGAL O ILEGALMENTE PARA SER OBJETO DE MALTRATOS POR SER EXTRANJEROS?………O ES QUE PREFIEREN ESOS OTROS MALTRATOS A LOS QUE COMO EN MI CASO LES DA SU MADRE PATRA(O MADRASTA).VIVA EL PERU…….¿¿¿¿¿??????

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s