EEUU Elimina La Pena De Muerte

EEUU Elimina La Pena De Muerte En Los Casos De Violaciones A Menores

La Corte Suprema de Estados Unidos ha invalidado el miércoles una condena a muerte por la violación de una niña, estimando por una pequeña mayoría que la pena capital solo puede aplicarse a los asesinos. Por cinco votos contra cuatro, la mayor instancia judicial del país ha tomado una decisión histórica.

En concreto, el Supremo ha considerado que la pena de muerte constituye un “castigo cruel e inhabitual” prohibido por la Constitución “en caso de violación a un niño cuando el crimen no generó la muerte y no tenía por objetivo generar la muerte”.

La Corte ha precisado además que aunque estas violaciones pueden ser particularmente atroces, no es posible establecer una lista de circunstancias agravantes que justifiquen la pena capital sin dejar demasiado lugar a la arbitrariedad, una elección fuertemente criticada por los cuatro jueces de la minoría.

Opiniones y sentencias encontradas

Desde hace algunos años en Estados Unidos se ha endurecido la legislación contra los violadores de niños, a menudo pasibles de penas de hasta 25 años de prisión. Media docena de Estados incluso autorizan su condena a muerte.

El Estado de Luisiana (sur) fue el primero en adoptar esta medida en 1995, y el primero en aplicarla: Patrick Kennedy, de 43 años, fue condenado a muerte en 2003 por la violación de la hija de su compañera en 1998, cuando la niña tenía ocho años. La última ejecución en Estados Unidos de un criminal que no estaba implicado en un asesinato se remonta a 1964. En 1977, la Corte Suprema estadounidense había invalidado la condena a muerte de un violador de una mujer adulta, estimando que la pena era desproporcionada.

Pero en mayo de 2007, la Corte Suprema de Luisiana validó la condena de Kennedy, estimando que la decisión de 1977 no se aplicaba al caso de violación de una niña de menos de 12 años. Tras la decisión de la Corte Suprema, una nueva audiencia determinará la pena de Patrick Kennedy.

Además de Luisiana, Texas (sur), Oklahoma (sur), Carolina del Sur (sudeste), Georgia (sudeste) y Montana (noroeste) habían decidido que los violadores de niños sean pasibles de ser condenados a muerte, en general únicamente en caso de reincidencia.

Evolución en la opinión pública

La justicia no obstante ha recurrido a esa pena en pocas oportunidades: solo otro violador fue condenado a muerte hace unos meses, también en Luisiana, por haber agredido en reiteradas oportunidades a la pequeña de sus vecinos durante 2004.

La idea de aplicar la pena de muerte a los violadores que no mataron a su víctima parece ir a contracorriente de la evolución de la opinión en el país, donde la pena de muerte ha perdido terreno ante sonados casos de errores judiciales y ejecuciones fallidas. Además, no es avalada unánimemente, ni siquiera entre las organizaciones de defensa de las víctimas.

“El recurso a la pena de muerte debe reservarse a los peores de los crímenes y limitado en su aplicación. En la mayoría de los casos, la justicia no se logra mejor poniendo fin a la vida del culpable sino encerrándolo y preservando la posibilidad de que él y el sistema le permitan comprender la enormidad de su crimen”, concluyó la Corte en su decisión, redactada por el juez Anthony Kennedy.

En 2005 el juez Kennedy, un conservador pragmático que a veces se alinea junto a los progresistas en temas sociales, ya había provocado la cólera de sus colegas conservadores al aportar el voto decisivo para prohibir ejecutar a menores.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s