Elementos Característicos De La Tercerización

Elementos Característicos De La Tercerización

Se trata de los elementos que constituyen lo que es la tercerización, sin los cuales ella no puede existir. Ellos son:

a) Pluralidad de Clientes:

El primer elemento es la “pluralidad de clientes”. Esto significa a primera vista y aplicando un criterio de interpretación literal que una empresa que solamente tiene un cliente no puede ser considerada como una “tercerizadora” a pesar de que reúna los requisitos establecidos en la propia definición ya que el habérsele asignado la característica mencionada se le impone como obligatoria. En la legislación sobre intermediación la existencia de la pluralidad de clientes se analiza en concordancia con los otros elementos, de tal manera que se admite la actividad de estas empresas aunque tengan un solo cliente, cuando existen los demás elementos propios de la figura. En algunos casos la existencia de un solo cliente puede deberse a una situación coyuntural o transitoria dependiendo entre otros factores, por ejemplo de la antigüedad de la empresa en el mercado u otras situaciones que a veces son ajenas a su control. Es por esto que se ha dado medidas transitorias para resolver esta situación. Desde el momento en que se conoció la característica mencionada (que en buena cuenta se consideró como un requisito esencial para la figura de la tercerización), se originaron una serie de críticas y cuestionamientos tomando como base la premisa del efecto perjudicial que esta norma tendría con respecto a las pequeñas y medianas empresas que muchas veces no tienen capacidad para atender a una pluralidad de clientes, que además, no debería constituir un requisito esencial a diferencia de lo que sucede con relación a otros requisitos como es el caso de la autonomía económica o similar. Para mitigar los eventuales efectos de esta posible situación, manteniendo el criterio existente en la norma original, se han establecido algunas situaciones de excepción como son el otorgamiento de un plazo de adecuación de un año a partir de la vigencia de la ley, así como la posibilidad de que tal característica “… puede ser no considerada…”. Se señala de otro lado que el reglamento de la norma “precisará lo pertinente a tal situación”, lo que obviamente está condicionado a que tal norma de jerarquía inferior a las otras dos no pueda introducir elementos de modificación de la misma. El texto a qué nos referimos señala:

“Artículo 1º.- Plazo para la adecuación al artículo 2º de la Ley Nº 29245

Las empresas comprendidas en los alcances de la Ley Nº 29245 podrán adecuarse a lo dispuesto por el artículo 2º de la misma, en lo que respecta a la pluralidad de clientes, en un plazo de un año a partir de la vigencia de la indicada ley. De igual plazo dispondrán las empresas que recién se constituyan, a contar desde el momento de su constitución. Esta disposición no exonera de la prohibición de efectuar simple provisión de personal ni de las exigencias de autonomía empresarial en la tercerización de servicios. En casos excepcionales, por razones objetivas y demostrables, la pluralidad de clientes puede ser no considerada como característica. El Reglamento de la Ley Nº 29245 precisará lo pertinente a tal situación.” La lectura del artículo 1º nos hace ver que el plazo de adecuación, para el caso de las empresas existentes, o del cumplimiento de los requisitos en el de las nuevas, está referido solamente a la pluralidad de clientes, más no a los otros elementos configuradores de la tercerización.

b) Equipamiento de la Empresa Tercerizadora:

El segundo elemento característico es que cuente con equipamiento. No se hace ninguna mención si es que debe ser propio o ajeno, lo que contradice lo señalado por el propio dispositivo en el párrafo anterior del artículo 2º que hace alusión a que la empresa tercerizadora debe contar “… con sus propios recursos… técnicos o materiales“. Queda en duda entonces, sí tal requisito se cumplirá con la adquisición obligatoria de activos, o si éstos pueden ser obtenidos sin adquirir la propiedad, o con cargo a hacerlo posteriormente (contrato de comodato, arrendamiento o arrendamiento financiero).

c) Inversión de Capital:

En lo que se refiere a la inversión de capital es importante destacar que no se ha hecho ninguna referencia al quantum de la inversión, lo que lo deja a la peligrosa interpretación individualizada por parte de la autoridad administrativa o judicial de trabajo.

d) Retribución por Obra o Servicio:

Se hace referencia a la “retribución por obra o servicio”, lo que significa la contratación “a todo costo”, siendo permitida también la fijación de una lista o “tarifario” por el servicio que se presta, pero no por valor “hora hombre” o criterio similar que transmitiría la impresión de una “simple provisión de personal” que obviamente toma en cuenta el valor de la mano de obra, que en conjunción con otros elementos, determina el costo de la prestación del servicio, y que además tendrá que tomar en cuenta la eventual utilidad que toda relación económica persigue.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s