Lehman Brothers

Lehman Brothers

Sacudió a todo el mundo la quiebra del cuarto banco de Estados Unidos 15.09.2008 | La institución fundada en 1850 había acumulado hipotecas incobrables por 60 mil millones de dólares. No consiguió un socio inversor porque el Tesoro se negó a prestar asistencia. El Citigroup es uno de sus mayores acreedores.

Lehman Brothers, el cuarto banco de inversión de Estados Unidos, puso fin hoy a sus 158 años de historia. Había superado airoso la Guerra Civil estadounidense, la Gran Depresión que siguió al crash de 1929 y la debacle del fondo Long Term Capital en 1998. Pero la crisis de las hipotecas basura lo tumbó definitivamente. La firma fundada en 1850 por los hermanos Henry, Emanuel y Mayer Lehman en Montgomery (Alabama), protagoniza con sus 613.000 millones de dólares de deuda la mayor quiebra conocida.

A primera hora de la mañana, se anunció la noticia que conmovió al mundo: Lehman se declaró en bancarrota. Un comunicado adelanta que presentará la documentación necesaria para oficializar su decisión, cuya finalidad es proteger sus activos y su valor como entidad, ante el tribunal de Quiebras del Distrito Sur de Nueva York. De esta manera se impide a los acreedores reclamar la devolución de sus activos, mientras se negocia la venta de secciones de la empresa, como la administración de inversiones o el corretaje de acciones.

La quiebra resultó inevitable después de que las intensas negociaciones para su compra, celebradas durante el pasado fin de semana en Nueva York, no llegaran a buen puerto. El banco se vio afectado por 60.000 millones de dólares que tenía en bienes inmobiliarios que cayeron en la insolvencia y no pudo encontrar un socio inversor que estuviera dispuesto a invertir en un rescate financiero. Se trata de la quiebra más importante en Estados Unidos desde 1990, cuando presentó la misma declaración Drexler Burnham Lambert, especialista en bonos basura.

Los compradores potenciales fueron ahuyentados por la negativa del Departamento del Tesoro de ofrecer cualquier ayuda para la compra, como lo había hecho seis meses antes cuando el banco de inversiones Bear Stearns se derrumbó y en el rescate de las gigantes hipotecarias Fannie Mae y Freddie Mac a principios de mes.

UN COLOSO

El banco, que dispone de activos por valor de 639.000 millones de dólares, es un gigante con 25.935 empleados distribuidos en las 61 oficinas que tiene en todo el mundo, también en Buenos Aires.

Lehman Brothers había estado en el punto de mira de los mercados desde que estalló la crisis financiera hace más de un año. De hecho, hace cinco meses, el presidente de Lehman, Richard Fuld, ya avisaba a los accionistas de que la firma estaba en graves problemas. El tiro de gracia se lo dio el 10 de septiembre Moody”s cuando anunció una posible degradación de sus calificaciones y puso de manifiesto que necesitaba realizar una operación estratégica con un socio financiero de mayor fortaleza financiera. El hundimiento en la bolsa era inevitable.

Las acciones de la empresa acumularon la semana pasada un descenso del 77,4 por ciento, hasta tocar los 3,65 dólares. Al final de 2007, los títulos del cuarto mayor banco de inversión de Estados Unidos se negociaban a 65,44 dólares, lo que quiere decir que en lo que va de año han caído un 94,4 por ciento.

LA HISTORIA

Lehman Brothers se fundó en 1850 por inmigrantes alemanes como una pequeña compañía dedicada al comercio de algodón, que a finales de aquel siglo ya operaba como entidad financiera. Tras el crash de 1929, Lehman Brothers fue uno de los pioneros en técnicas de intermediación financiera, encontrando a prestamistas privados que quisieran dejar su dinero a grandes empresas.

La firma dejó de llevar el nombre de los tres fundadores en 1984, cuando American Express adquirió la entidad y la fusionó con Shearson. La empresa de tarjetas de créditos salió del negocio en 1993, lo que devolvió el nombre de Lehman Brothers a la empresa.

Un año después, la firma comenzó a cotizar en Nueva York, tras hacer una oferta pública de acciones, las mismas que hoy nadie quiere tener en sus manos.

En su declaración de bancarrota, Lehman mencionó a Citigroup como uno de entre sus principales acreedores, que según dijo tenía invertido unos 138.000 millones de dólares en bonos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s