PUMA VS. ADIDAS

Adolf Dassler vs Rudolf Dassler

Erase una vez en una ciudad alemana, una empresa de Zapatillas deportivas dirigida por Adolf Dassler y Rudolf Dassler.

Persiguiendo su sueño “Adi” –diminutivo de Adolf- fundó en 1920, junto a su hermano Rudolf, la Gebrüder Dassler Schuhfabrik (fábrica de los hermanos Dassler) en Herzogenaurauch, Baviera, la pequeña ciudad donde crecieron. Elaboraban artesanalmente, además de calzado deportivo, pantuflas, tal como lo hizo su padre.

En pocos años el pequeño taller se extendió hasta contar con una planilla de 100 empleados, pero también se extendió su fama. En su interior, Adolf y Rudolf crearon los primeros modelos para futbol y atletismo de la historia.

Siendo una empresa adelantada en su tiempo, fue la marca de las zapatillas del, entre otros, mitico Jesse Owens.

Pero algo rompio la union de los hasta entonces inseparables hermanos. Durante un bombardeo de la ciudad de Herzogenaurauch por los Aliados durante la II Guerra Mundial, un malentendido dentro de un refugio antiaereo en el que se encontraban los dos hermanos y sus parejas (que parece ser un completo misterio) hizo que se separan irreconciliablemente.

Adolf se quedó con la empresa familiar, y Rudolf se llevó a todos sus empledos fieles a él para fundar una empresa en la misma ciudad pero al otro lado del rio. Esta empresa se llamaría RUDA AG (RUdolf DAssler), que poco despúes evolucionó a PUMA AG; mientras que un año despues Adolf cambiaría el nombre de la empresa familiar (uniendo tambien su diminutivo y su apellido) a ADIDAS AG, (ADI DASsler).

La pequeña ciudad de Herzogenaurauch quedo totalmente separada por ambas empresas. Habia un hotel afin a ADIDAS en una parte del rio y otro afín a PUMA en la otra. Pasaba lo mismo con la carnicerias, los panaderias, pastelerias, cualquier tipo de tienda…. TODO. Un ciudadano afín a ADIDAS jamas iba a ningun comercio del otro lado del rio y lo mismo pasaba con los de PUMA.

Por el juego de las lealtades personales, de las afinidades políticas y las necesidades de la posguerra, la población se dividió en dos bandos irreconciliables. Herzogenaurach pasó a ser “la ciudad de las miradas hacia abajo” donde llevar una u otra marca de calzado revelaba la pertenencia a uno u otro campo. O eras Puma, o eras Adidas. No había término medio.

Se fundaron dos clubes de fútbol con sendos estadios a unos centenares de metros: el RSV, patrocinado por Adidas, y el FC Herzogenaurach, por Puma. En este último inició su carrera Lothar Mattahaus, capitán de la Alemania campeona mundial en 1990, porque en él trabajaba su padre de conserje. Cuando firmó su primer contrato profesional, optó por el Borussia Moenchengladbach, uno de los socios comerciales de Puma.

Irreconciliables en la vida, también los hermanos Dassler lo fueron en la muerte. Cuando ambos murieron, sus tumbas fueron construidas lo mas alejadas posible la una de la otra en el cementerio local.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s